Cómo limpiar una campana de cocina: Ambiente fresco y saludable

La campana de cocina es un elemento clave para mantener nuestro hogar libre de humos y olores no deseados mientras cocinamos. Sin embargo, con el tiempo, puede acumular grasa y suciedad, afectando su eficiencia y la calidad del aire en la cocina. En este artículo, te proporcionaremos una guía detallada sobre cómo limpiar una campana de cocina de manera efectiva, garantizando un ambiente fresco y saludable.

 

Paso 1: Reúne los Materiales Necesarios

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano los siguientes materiales:

  • Detergente desengrasante
  • Agua caliente
  • Trapo o esponja
  • Guantes de goma
  • Cepillo de cerdas duras
  • Papel periódico o toallas viejas
  • Vinagre blanco
  • Bicarbonato de sodio

 

Paso 2: Desconecta la Campana de la Energía

Por seguridad, desconecta la campana de cocina de la corriente eléctrica antes de comenzar la limpieza. Esto evitará posibles accidentes y garantizará un proceso seguro.

Paso 3: Retira los Filtros y Cubiertas

La mayoría de las campanas de cocina tienen filtros y cubiertas que pueden retirarse fácilmente. Saca estos componentes y colócalos en un fregadero o recipiente con agua caliente y detergente desengrasante. Deja que se empapen mientras te ocupas del resto de la campana.

Paso 4: Elimina la Grasa Acumulada

Usa un trapo o esponja húmeda con detergente desengrasante para limpiar la grasa acumulada en la superficie exterior de la campana. Presta especial atención a las áreas más grasientas alrededor de la cocina.

Paso 5: Limpia los Filtros y Cubiertas

Después de que los filtros y cubiertas hayan estado en remojo, utiliza un cepillo de cerdas duras para frotar cualquier residuo persistente. Enjuágalos bien y déjalos secar completamente antes de volver a colocarlos.

Paso 6: Utiliza Vinagre y Bicarbonato para Eliminar Olores

Mezcla una solución de partes iguales de agua y vinagre blanco en un recipiente. Aplica esta mezcla en la campana y déjala actuar durante unos minutos. Luego, espolvorea bicarbonato de sodio sobre las áreas más problemáticas y frota con el cepillo. El vinagre y el bicarbonato ayudarán a neutralizar olores y eliminar la grasa incrustada.

Paso 7: Seca y Reemplaza los Filtros

Asegúrate de que la campana esté completamente seca antes de volver a colocar los filtros y cubiertas. Si es necesario, usa papel periódico o toallas viejas para acelerar el proceso de secado.

Paso 8: Reconecta la Campana a la Energía

Una vez que todo esté seco y en su lugar, reconecta la campana a la corriente eléctrica y enciéndela para asegurarte de que funcione correctamente.

 

 

Conclusión

Limpiar una campana de cocina es esencial para mantener un ambiente fresco y saludable en tu hogar. Siguiendo estos pasos, podrás eliminar eficazmente la grasa y los olores, garantizando que tu campana de cocina funcione de manera óptima. ¡Disfruta de una cocina funcional, limpia y libre de olores desagradables!

¡TU PRESUPUESTO DE REFORMA EN 1 CLICK!

Si estás pensando en REFORMAR TU HOGAR, ¡no busques más!

Encuentra los mejores profesionales en tu zona
y obtén cotización en menos de 1 minuto.