Eficiencia energética: ¡Hogar verde y económico!

La eficiencia energética en el hogar es la capacidad de utilizar la energía de manera eficiente para satisfacer las necesidades del hogar. Esto puede incluir la utilización de dispositivos y aparatos de alta eficiencia, el aislamiento adecuado de la vivienda y el uso de energías renovables.

Algunas medidas que puedes tomar para mejorar la eficiencia energética en tu hogar son:

  1. Aislar adecuadamente la vivienda: Una buena aislación térmica puede ayudar a mantener la temperatura del hogar constante y reducir la necesidad de calefacción o aire acondicionado.
  2. Utilizar dispositivos de alta eficiencia energética: Los dispositivos con la etiqueta «Energy Star» son dispositivos de alta eficiencia energética que utilizan menos energía que los dispositivos estándar. Al reemplazar los dispositivos antiguos por dispositivos de alta eficiencia, puedes ahorrar energía y reducir tus facturas de energía.
  3. Utilizar energías renovables: Las energías renovables, como la energía solar y eólica, son una forma limpia y sostenible de generar energía. Si instalas paneles solares o una turbina eólica en tu hogar, puedes generar tu propia energía y reducir tu dependencia de las fuentes de energía tradicionales.
  4. Ahorrar energía: Algunas formas sencillas de ahorrar energía en el hogar son apagar las luces cuando no se estén utilizando, utilizar bombillas de bajo consumo y apagar los dispositivos electrónicos cuando no se estén utilizando.
  5. Programar la temperatura: Utilizar termostatos programables puede ayudarte a regular la temperatura del hogar de manera automática, lo que te permite ahorrar energía y dinero en las facturas de calefacción y aire acondicionado.

 

Al tomar medidas para mejorar la eficiencia energética en tu hogar, no solo estarás ayudando a proteger el medio ambiente, sino que también podrás ahorrar dinero en tus facturas de energía a largo plazo.

 

hogares ecológicos

 

¿Cuáles son las Etiquetas de eficiencia energética en España?

En España, las etiquetas de eficiencia energética utilizadas para clasificar los dispositivos, aparatos domésticos y certificaciones para instalaciones eléctricas:

 

  1. Clase A: Esta es la clase de mayor eficiencia energética. Los dispositivos y aparatos con la etiqueta Clase A han demostrado utilizar menos energía que los dispositivos estándar, y también emiten menos dióxido de carbono.
  2. Clase B: Utilizan y emiten una cantidad moderada de energía y de dióxido de carbono respectivamente.
  3. Clase C:  Utilizan y emiten una cantidad relativamente alta y de dióxido de carbono respectivamente.
  4. Clase D: Utilizan y emiten una cantidad muy alta y de dióxido de carbono respectivamente.
  5. Clase E: Utilizan y emiten una cantidad extremadamente alta y de dióxido de carbono respectivamente.
  6. Clase F: Utilizan y emiten una cantidad excepcionalmente alta y de dióxido de carbono respectivamente.
  7. Clase G: Esta es la clase de menor eficiencia energética. Los dispositivos y aparatos con la etiqueta Clase G han demostrado utilizar una cantidad fuera de rango de energía y emitir una cantidad fuera de rango de dióxido de carbono.

 

etiquetas energéticas

 

Es importante tener en cuenta que las etiquetas de eficiencia energética son una forma de medir y comparar la eficiencia energética de los dispositivos y aparatos domésticos, y pueden ser útiles al momento de tomar decisiones de compra. Sin embargo, es importante comparar y evaluar varias opciones antes de tomar una decisión, ya que no todas las etiquetas son iguales y pueden variar según el país o la región.

Certificado de eficiencia energética

Para obtener un certificado de rendimiento energético para el hogar, primero debe realizar una evaluación energética del hogar. Esta evaluación puede realizarla un técnico cualificado o una empresa especializada. La evaluación consistirá en una revisión detallada de la eficiencia energética de la vivienda y de los sistemas de calefacción, agua caliente y electricidad.

La evaluación incluirá una inspección visual del hogar y la recopilación de información sobre el tamaño y la edad de la vivienda, la calidad de los aislamientos, la eficiencia de los electrodomésticos y otros dispositivos eléctricos, el tipo de sistema de calefacción y la eficiencia del mismo, y cualquier otra información relevante.

Una vez realizada la evaluación, el técnico o la empresa emitirá un informe que incluirá una calificación de la eficacia y energía del hogar en una escala de A a G, siendo A la calificación más alta y G la más baja. El informe también incluirá recomendaciones para mejorar la eficiencia energética del hogar y reducir el consumo de energía.

El certificado de eficiencia energética es un documento que acredita la calificación obtenida en la evaluación y puede ser utilizado para obtener subvenciones y ayudas para mejorar el rendimiento energético del hogar, así como para demostrar a posibles compradores o inquilinos la eficiencia energética del hogar en el caso de venta o alquiler.

 

¡TU PRESUPUESTO DE REFORMA EN 1 CLICK!

Si estás pensando en REFORMAR TU HOGAR, ¡no busques más!

Encuentra los mejores profesionales en tu zona
y obtén cotización en menos de 1 minuto.